El Consejo de Ministros ha aprobado una inversión de 27 millones de euros para la actualización y reforma de la maquinaria de papel de la Fábrica Nacional de Moneda de Burgos, lo que situará a esta empresa entre las más avanzadas del mundo en el sector. La nueva máquina de papel, heredera de las viejas máquinas como la que ilustra esta noticia, estará operativa en 2016 y producirá hasta 3.000 toneladas de papel al año, 1.000 más que en la actualidad.

De esta forma se garantiza tanto la continuidad de la plantilla, compuesta por 170 personas, como la disposición de la Fábrica Nacional de Moneda de Burgos para competir en cualquiera de los escenarios derivados de la nueva normativa europea que regula los procedimientos de adquisición y fabricación de billetes. La financiación de los 27 millones se hará con cargo al presupuesto de la entidad sin que sea necesario acceder a capital ajeno o financiación externa.

La instalación de la nueva maquinaria requerirá la construcción de un nuevo pabellón para su ubicación en el mismo recinto y la construcción y la puesta en funcionamiento de la máquina se prolongará al más de dos años, de modo que será una realidad en los últimos meses de 2016. Según explicó el director de la Fábrica de la Moneda de Burgos, durante este tiempo se continuará con la producción normal de papel y solo se interrumpirá durante tres meses para hacer el cambio de la actual maquinaria a la nueva y conectarla con el resto de instalaciones. “En este proyecto hemos contemplado no abandonar mercado porque abandonar un mercado tan exigente como es este supondría perder clientes y, por tanto, que nuestros competidores cogieran parte de lo que tanto nos ha costado ganar en estos años. No tendremos dos máquinas, sino una mejor que la actual y que afecte lo menos posible a nuestro funcionamiento e imagen al exterior”.

La nueva maquinaria alcanza mayores velocidades y rendimientos, lo que repercutirá en un menor coste de la producción al tener menor consumo de electricidad y ser más sostenible. “Fabricaremos más papel a menor coste y aumentaremos nuestra capacidad productiva. Se han hecho estudios de viabilidad y de mercado para demostrar que lo que produzcamos de más frente a la producción actual se va a poder vender en el mercado”, añadió Olmos. La producción actual es de 2.000 toneladas de papel al año pero con la nueva maquinaria aumentará un 50%.

El alcalde, Javier Lacalle, mostró la total disposición del Ayuntamiento para agilizar las licencias que sean necesarias para la construcción del nuevo pabellón. “Tratamos de priorizar siempre todas las licencias vinculadas a la industria por lo que significa en el ámbito de la creación de empleo y en este caso se hará un seguimiento muy directo”, subrayó. En 2015 estará redactado el proyecto para que sea supervisado por los técnicos municipales, así como también por los de la Junta. A partir de ese momento empezará la cuenta atrás para que la planta de la FNMT ubicada en Burgos afiance totalmente su posición en el mercado del papel de seguridad para billetes de banco y con ello consolide los 170 puestos de trabajo directos, además de los indirectos.

Fuente: Diario de Burgos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *