El grupo Mahou San Miguel, compañía cervecera líder en España, destinó 1,35 millones de euros en 2013 a su centro de producción de Burgos. Las inversiones se dirigieron a la introducción de la tecnología más innovadora para seguir garantizando su «máxima seguridad, eficiencia y sostenibilidad industrial», según fuentes de la empresa.

Concretamente, se han llevado a cabo 27 proyectos de modernización y renovación de las instalaciones y equipamiento de los procesos productivos. El objetivo de estas actuaciones pasar por dotar a la planta de las «mejores prestaciones en aseguramiento de la calidad, eficiencia y fiabilidad operativa, además de lograr mayor flexibilidad para satisfacer las exigencias del mercado en innovación de envases, de responder a sus compromisos medioambientales y de garantizar el mejor servicio al cliente».
En la última década, la compañía ha destinado 37,8 millones de euros a estas instalaciones, afianzando así su competitividad futura. El centro de producción burgalés, en funcionamiento desde 1970, cuenta con una superficie de 68.000 metros y un almacén de 5.100 metros de capacidad. De igual forma y según las mismas fuentes, posee las más relevantes certificaciones ambientales, de gestión de la salud y la seguridad, y de seguridad alimentaria, además de que se somete a la evaluación, control y seguimiento de su actividad según la norma UNE-150008.2008.

El pasado año, Mahou San Miguel logró un beneficio de 165 millones de euros e incrementó en un 30% su esfuerzo inversor respecto a 2012 hasta alcanzar los cerca de 102 millones de euros, destinados en gran parte a mejorar y modernizar con tecnología de vanguardia sus instalaciones industriales y corporativas.

Fuente: Diario de Burgos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *