El proyecto Polar que puso en marcha la planta de Adisseo en Burgos supuso una inversión de cerca de 100 millones. Gracias a ello, podrá distribuir un 20% de su producción por ferrocarril a los puertos de Bilbao o Barcelona e incrementar un 35% la productividad, así como crear 40 puestos de trabajo.

En marzo de 2018 comenzaron las obras de la conexión por vías del tren por la parte trasera de la planta, desplegando un total de 800 metros de vía y conllevando 15.000m2 de playa y dos áreas de descarga de 1.800m2 y 615m2 junto con dos oficinas de gestión logística para el control del tráfico ferroviario.

Gracias a estas instalaciones el tráfico ferroviario incluye dos productos comerciales de aditivos para el pienso animal (Rhodimet AT88 y Rhodimet A Dry +) así como un incremento del 37% de las materias primas. Esto permite un movimiento de hasta 212 vagones diarios respecto a los 154 que se podían mover hasta el año pasado.

Para la realización de estos trabajos, Adisseo ha contado con la colaboración de Adif y Renfe, empresas estatales del transporte ferroviario que han aportado traviesas y balastro para el trazado en el interior de la fábrica.

Fuente: CorreoDeBurgos