Los datos del comercio exterior vuelven a arrojar datos positivos para Burgos. Esto se debe a factorías dedicadas a la fabricación de productores semimanufacturados de otros sectores que facturaron con el extranjero más de 50 millones o a productos químicos.

Los 263 millones de euros facturados a inicios de año han permitido a las empresas burgalesas  que la región se sitúe en el segundo puesto del ranking regional superando a Palencia.