Se ha puesto en marcha una nueva línea de apoyo financiero dentro del programa ADE Financia 2019 a través de Iberaval, que tiene como objetivo impulsar la reactivación económica en la Comunidad. Tiene como finalidad favorecer que las empresas continúen desarrollando su actividad y acometan nuevos proyectos de inversión o ampliación y creen más empleo en suelo empresarial de Castilla y León.

El objetivo concreto de esta nueva línea de actuación es la financiación de proyectos de inversión y necesidades de capital circulante de empresas que generen actividad, mediante inversiones materiales o circulante que impliquen generación y mantenimiento del empleo, con un importe de crédito entre 6.000 y 700.000 euros, un plazo de amortización entre 12 y 120 meses, una carencia de hasta 24 meses y una bonificación total máxima del 2,5%.

Fuente: BurgosNoticias