Debido a la llegada de una nueva prensa transfer de estampación en frío de 3.200 toneladas, Benteler amplía su planta de Burgos. Se espera que los componentes estructurales lleguen en otoño y que la nueva prensa está operativa para final de año.

Roberto Cossío, director de las plantas de Burgos y Palencia, confía en afrontar nuevos retos de estampación gracias a esta prensa. Ella permitirá estampar piezas de gran espesor y alto límite elástico directamente desde la bobina, eliminando el proceso de corte de formatos.

Benteler es especialista en tecnologías de unión de metales, también en materiales ligeros, aceros especiales y aluminio con los que produce piezas complejas. Los materiales ligeros ayudan a aumentar la duración de las baterías en los coches eléctricos, cumpliendo además con la eficiencia medioambiental. De esta forma, Benteler colabora con sus clientes para hacer la movilidad del futuro más ligera, segura y sostenible.

La planta burgalesa fue la primera de Benteler construida fuera de Alemania hace ahora 31 años. Con aproximadamente 700 trabajadores, la planta produce componentes de chasis y estructurales. Su tecnología consta de prensas mecánicas e hidráulicas en frío y caliente, corte automático láser 3D, líneas de montaje y líneas de lavado y pintado por cataforesis. En total, se producen hasta 16 millones de piezas al año en un área de 99.000 m2, 39.800 de ellos construidos. Burgos también acoge las oficinas centrales de la Región Southern Europe de Benteler, donde se integran 19 plantas productivas. España, con 8 plantas, es un mercado estratégico para Benteler.

Fuente de información: DiarioDeBurgos