Miguel Ángel Benavente, presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), estima que la actividad industrial en Burgos alcanzará el 80% de su capacidad entre junio y julio.

Además, el proceso en el que las empresas están retomando su actividad y la incorporación de los trabajadores a la industria está siendo muy positivo tras la situación de los pasados meses en estado de alarma en los que hubo momentos de paralización de gran parte de la actividad económica considerada no esencial.

No obstante, se considera interesante la posibilidad de que el Gobierno central prolongue los ERTES derivados de la crisis del coronavirus ya que en agosto se espera un nuevo parón debido a la vacaciones y se busca que este sea lo menos perjudicial posible.

En cuanto a los datos de exportaciones, a pesar de que en Castilla y León en abril bajaron un 50%, la provincia burgalesa ha exportado un valor de 202,8 millones de euros (el 38% de lo que exportó Castilla y León) datos que puede ser debido a la gran diversificación del sector industrial no solo con la automoción, sino también con química, metalúrgica y alimenticio.

Fuente: ElCorreoDeBurgos