Tras sufrir el golpe del mundo de la construcción la empresa burgalesa Cerámicas Gala dedicada a la producción de elementos de porcelana como inodoros, lavabos,… ha conseguido remontar y en los últimos 5 años ha incrementado su facturación en un 40% y creando 100 nuevos puestos.
Aunque esta cifra positiva este lejos de la de 2006 en la que la factoría contaba con 500 empleados (360 actualmente) y producía casi el doble de piezas de porcelana anualmente tratan de ver el futuro de forma positiva y contando con mantener el crecimiento positivo que han tenido para los próximos años.