Desde la Universidad de Burgos (UBU), los grupos de investigación de Polímeros (POLYMERS) y Tecnología de los Alimentos (TECNOFOOD) han colaborado para desarrollar un nuevo material polimérico para los envases de los alimentos.

Actualmente, en la industria alimentaria se emplean polímeros microporosos con una capa intermedia (de sales de poliacrilato, copolímeros de almidón o celulosa) que absorben los líquidos generados. Estos absorbentes evitan que los líquidos actúen como caldo de cultivo de bacterias, pero no presentan propiedades antimicrobianas lo que limita la vida del alimento.

El nuevo material polimérico creado por los investigadores de la UBU busca resolver este problema. Para ello han desarrollado una familia de polímeros antimicrobianos capaces de eliminar microorganismos como bacterias. Esto permitirá alargar la vida útil de los alimentos hasta en un 50%.

El material polimérico, protegido mediante patente (P202130734), interacciona con bacterias y virus, y en particular bacterias alterantes y patógenas de origen alimentario o ambiental y virus entéricos o de otro tipo alimentarios, así como virus de trasmisión respiratoria. Como resultado se produce una inhibición de la propagación de estos microorganismos.

Además, otra gran ventaja es que son totalmente reutilizables (al menos 10 veces), de modo que, tras un proceso de lavado con agua vuelven a ser totalmente operativos. O también es posible disolverlos en determinados disolventes orgánicos para que no supongan un residuo plástico.

Fuente: CorreoDeBurgos