Un gran ejemplo de emprendedor y empresario burgalés, José Antolín Toledano falleció el pasado jueves. Era el presidente de honor de Grupo Antolín, empresa fundada por su padre, Avelino Antolín López.

José Antolín empezó a trabajar a los 14 años junto a su hermano Avelino en el taller mecánico regentado por su padre. Un taller especializado en reparaciones de vehículos y maquinaria agrícola en la capital.

En 1959 crearon la primera fábrica para producir rótulas de dirección y suspensión del automóvil, gracias a una innovación que alargaba su vida. Este fue el primer hito de una compañía sólida y competitiva que hoy está presente en cerca de una treintena de países. Actualmente, la multinacional es líder en el diseño y producción de diversos componentes para la industria del automóvil.

Lamentamos su fallecimiento y acompañamos en el sentimiento a su familia ya que es un referente de éxito en nuestra ciudad.

Fuente: DiarioDeBurgos