Hiperbaric ha instalado su máquina número 300 para el procesado por altas presiones (HPP) en la planta que la compañía Calavo Growers tiene en Uruapan, Michoacán (México). El equipo instalado es uno de los económicamente más competitivos del mercado con capacidad de 1.410 kg/h (3,100 lbs/h), y que se adapta perfectamente a la producción de derivados del aguacate. De esta forma, Calavo entra a formar parte de una larga lista de empresas en todo el mundo, que se han beneficiado del valor añadido que Hiperbaric aporta en sus equipos industriales y atención al cliente.

20 años después de su fundación, la multinacional Hiperbaric, especializada en Tecnologías de Altas Presiones, reafirma su liderazgo mundial. En 2002, la empresa burgalesa Campofrío adquirió el primer equipo HPP horizontal del mundo, un Hiperbaric 300, que rompió con los estándares de la época al industrializar una tecnología que hasta aquel momento era de uso casi exclusivo en laboratorios.

Actualmente, ostenta la mayor cartera de máquinas HPP instaladas en todo el mundo, más de 250 clientes y el 60% de la cuota de mercado. Cientos las marcas y productos internacionales se comercializan gracias a la tecnología HPP de Hiperbaric, ofreciendo la gama de equipos más fiable y avanzada del mercado para elaborar alimentos y bebidas innovadoras, seguras y mínimamente procesadas, que mantienen su forma y características nutritivas y sensoriales.

Además hay que destacar la reciente instalación de la primera Hiperbaric 525 Bulk, tecnología HPP para bebidas exclusiva de Hiperbaric, en la compañía francesa Ateliers Hermes Boissons (AHB); y la inauguración en noviembre de 2019 de la ampliación de sus instalaciones en Burgos.

Fuente: diarioDeburgos