El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) continúa evaluando el proyecto del Centro de Transportes Aduana de Burgos (Cetabsa) para aumentar la potencia eléctrica. Esta acción busca el incremento de la capacidad de almacenaje y movimiento de contenedores refrigerados en dos trenes más a la semana. Para ello, se busca pasar de los 16 enchufes que en la actualidad tiene el Puerto Seco hasta los 76. Además, se prevé construir un centro de transformación de 1.000 kVA que de capacidad a los nuevos terminales.

Mientras el ente público termina de dar su visto bueno a la obra, varias empresas han preguntado al Cetabsa sobre la posibilidad de transportar sus productos en estos vagones a temperatura controlada. En estos momentos la demanda de conexión entre Burgos y Barcelona está copada prácticamente por Campofrío, que tiene numerosos acuerdos de suministro con China.

Existe el convencimiento de que desde otras provincias como Salamanca o Valladolid podrían hacer que se incrementara la actividad de Villafría.

Fuente: DiarioDeBurgos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *