Kronospan continua con sus planes de inversión en la fábrica de Castañares con un desembolso de 30 millones en los próximos 2 años. Eso, sin contar con los otros alrededor de 15 (en este caso compartidos con la Junta) que quiere inyectar para llevar el tren desde el Puerto Seco hasta su centro productivo.

Una parte de la inversión irá destinada a construir una segunda torre de reciclado. El creciente uso de madera reciclada se ha convertido en unas de las estrategias claves de la firma. Fuentes de la empresa detallan que esta apuesta por la llamada economía circular está fuertemente arraigada en el grupo industrial porque supone un avance hacia la sostenibilidad medioambiental y porque permite ahorros en comparación con lo que supone la utilización de la madera que proviene directamente de los bosques. Prueba de este compromiso es que la fábrica que Kronospan tiene entre los municipios de Burgos y Cardeñajimeno ha pasado de utilizar un 40% de madera reciclada en 2012 a elevar ese porcentaje en la actualidad hasta el 80% con el objetivo de llegar al 100%.

Otra gran inversión contempla la instalación de una nueva línea de melamina para reforzar la parte del proceso productivo en el que se revisten los tableros de aglomerado con una lámina que da un aporte estético al producto: o la construcción de una nave que se quiere emplear como almacén de productos.

Fuente: DiarioDeBurgos