Desde primeros de noviembre, el polígono de Villalonquéjar alberga la segunda planta española de generación de biometano a partir de biogás.

El biometano es una apuesta a futura y se espera que sea uno de los gases renovables que ayuden a reducir de manera significativa las emisiones contaminantes que se lanzan a diario a la atmósfera. Sin embargo, hay que destacar que su generación es algo compleja.

En esta ocasión, en la empresa burgalesa Biogasnalia se obtienen altas cantidades de biogás del proceso de descomposición anaeróbia de residuos al que se dedican. De aquí surge el acuerdo hace un año con la startup Bioengas, de Enagás Emprende y Suma Capital que lanzan el proyecto UNUE.

En él, se ha construido una planta capaz de transformar ese excedente de biogás en biometano. Este proceso de depuración conocido como upgrading, espera ser inyectado en la red de Nedgia, distribuidora de gas de Naturgy.

Fuente y fotografía: DiarioDeBurgos