El número de empresas activas radicadas en la provincia de Burgos aumentó durante el pasado año y a fecha de 1 de enero ya superan por primera vez la barrera de las 26.000.

El balance nos deja un inicio de 2018 con 220 compañías activas más que en 2017 hasta alcanzar las 26.031, un crecimiento del 0,85%. De esta forma, Burgos se mantiene como la capital industrial de Castilla y León.

Destaca sobre todo la reactivación de la edificación de viviendas en la provincia, así como el avance en poblaciones como Miranda de Ebro o Aranda de Duero, donde se han abierto firmas para dar cobertura a todos los locales disponibles.

Fuente: Diario de Burgos (versión impresa)