A primeros de esta semana el Puerto Seco ha recibido al primer convoy contratado por la naviera WEC Lines.

La operadora neerlandesa ha identificado Burgos como una ciudad con potencial industrial. Así, la ha considerado como punto de carga y descarga de contenedores entre la ruta de Bilbao y Valencia, además de futuras posibilidades.

En este primer viaje, a la capital llegaron 26 contenedores de los cuales 4 quedaron en Villafría. Además, 3 se cargaron para partir hacia Bilbao desde donde partirán en barco a la zona norte de Europa. De esta forma, se ha calculado que el período promedio que una carga requiere para ser movilizada desde el origen a su destino, se reduce a menos de 24 horas.

Reino Unido, Escandinavia, Países Bálticos y Alemania son los destinos que WEC Lines ha programado para sus contenedores. En el caso de los burgaleses, los primeros que se integraron en el nuevo corredor de tren iban llenos de sulfato sódico y piedras de cantera. Pero se tiene el objetivo de poder transportar cualquier tipo de mercancías.

En un primer momento, el tren únicamente hará parada en Villafría en el trayecto del Mediterráneo al Cantábrico. Aunque desde la sede de la firma en Rotterdam (Países Bajos) no descartan hacer entrada en Burgos a su regreso desde tierras vascas próximamente.

Destacar que WEC Lines, fundada en 1973, posee en estos momentos una capacidad de transporte semanal de 853 TEU. En los últimos meses ha incrementado de manera notable sus conexiones desde Bilbao con Reino Unido, concretamente con un servicio con escala directa con el puerto de Thamesport.

Fuente: DiarioDeBurgos