Papel BCD es el proyecto del que forma parte Smurfit Kappa persiguiendo el cambio para una industria del papel más limpia.

Con él, se pretende reducir la huella ambiental del sector a través del desarrollo de procesos más eficientes y de productos más sostenibles. Estos objetivos, ya eran parte de los planes de sostenibilidad englobados en Better Planet 2050.

Entre los objetivos de la compañía encontramos, reducir la huella ambiental de sus clientes y la suya propia en el consumo de agua, residuos y emisiones de carbono. Además, está la de alcanzar las cero emisiones netas de CO2 para 2050, minimizar los residuos gracias al desarrollo de embalajes sostenibles, apostar por la economía circular e integrar la eficiencia energética.

Apostando por estos valores, se destinarán destinará 1.396 millones de euros en un plazo de 3 años para convertir la cadena de valor del papel en referente internacional.

El papel, por su propia naturaleza, es reciclable hasta en 7 ocasiones, renovable y 100% biodegradable en nuestro entorno sin ponerlo en peligro. Además, es la alternativa a los productos que más carbono consumen y que proceden de fuentes no renovables y no biodegradables.

Fuente: CastillaYLeónEconómica