La empresa Smurfit Kappa que cuenta con una planta importante en Burgos busca minimizar su impacto medioambiental.

Smurfit Kappa se pretende reducir a 0 sus emisiones netas de CO2 para 2050 con el fin de reducir su impacto medioambiental, contribuir a un mayor apoyo a las regiones en las que opera y una mejora adicional en las vidas de sus empleados. Estos objetivos se basan en el historial consolidado de la compañía en sostenibilidad desde 2005, y que se han incluido en la nueva iniciativa Better Planet 2050.

La empresa tiene un compromiso constante con la sostenibilidad, centrándose en las áreas en las que cree que puede tener mayor impacto, como el suministro de embalajes sostenibles a sus clientes, la reducción de su impacto medioambiental en el consumo de agua, residuos y emisiones de carbono y el apoyo a sus comunidades, fomentando la inclusión y la diversidad, así como la salud y la seguridad.

Recordar que actualmente, Smurfit Kappa es el líder en la industria en el suministro de embalajes sostenibles con certificado de Cadena de Custodia. Por ello, la compañía seguirá incrementando la entrega de productos certificados a sus clientes hasta llegar al 95%, frente a su objetivo actual del 90%.

Fuente: Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *