La empresa con sede en Burgos Tomás Bodero Group (TBG) dedicada al desarrollo de soluciones para la protección de las manos en forma de guantes para la industria, la agricultura y la alimentación, entre otros sectores, ha visto crecer en los últimos meses la fabricación de guantes de nitrilo, látex y vinilo como consecuencia del aumento de la demanda por el coronavirus Covid-19.

Jesús Fernández, director comercial y de operaciones, afirma que a la vez que ha crecido la demanda del guante desechable que anteriormente era de un 10% y ha pasado al 30% han visto como decaía la de otros materiales.

Además hay que destacar la importante tarea arrimando el hombro para hacer llegar material al sector sanitario, un campo nuevo.

El comienzo del 2020 había sido fuerte gracias al plan de expansión que estaban trabajando pasando a ser parte de un grupo internacional, Cerva Group, con sede en la República Checa. Esto se traduce en un aumento de la facturación de un 20% en el primer trimestre respecto al año anterior.

Ahora en fases de desescalada, la empresa burgalesa esperar ir recuperando la normalidad y la producción mientras gran parte de sus empleados continúan teletrabajando para mejorar las condiciones sanitarias y ayudar en la conciliación de la vida laboral y familiar.

Fuente: ElCorreoDeBurgos