La firma con sede central en Burgos, Tomás Bodero Group, prevé cerrar 2019 con una facturación de 21 millones de euros y un aumento de la plantilla en los próximos meses.

Además, para el nuevo año buscará la consolidación de su presencia en el mercado internacional a través de sus productos de innovación en los más de 30 países donde se encuentra.

Esta empresa es líder y referente en el sector de los guantes de protección y el calzado de seguridad y cuenta con delegaciones repartidas por todo el ámbito nacional. El grupo, completa su estructura a través de la integración de cuatro marcas: TB, marca que destaca por la continua innovación para industria; Dragon Gloves, guantes para cuerpos especiales de seguridad; BeeWork, nueva línea de calzado que apuesta por comodidad y precio y Dermik, guantes de un solo uso.

Fuente: DiarioDeBurgos